Del cuaderno de citas: El jardín de los senderos que se bifurcan

El-jardín-de-los-senderos

El Jardín de los senderos que se bifurcan narra la historia de Yu Tsen, un espía chino trabajando para los alemanes durante la Primera Guerra Mundial, y a quien, al inicio del relato, le ha descubierto sus movidas un capitán del bando inglés que amenaza con ir por él. Antes de que lo atrapen, Yu Tsen se dispone a ejecutar la única forma que se le ocurre para completar la misión de entregar la información que le debe a sus superiores alemanes, lo que, por una casualidad muy borgeana, lo conducirá hasta un peculiar personaje que le hará cuestionarse la naturaleza del tiempo como idea.

El relato es corto, pero profundo y tiene una estructura narrativa laberíntica (inicia con una nota que antecede al texto presentado, el cual está escrito en primera persona y que en algún punto aborda una elaborada explicación del contenido de un libro, explicación que le da sentido al relato en general), no resulta casual que la figura del laberinto sea crucial en este cuento y recurrente a través de la obra de Borges. Encima el final cuenta con una de las vueltas de tuerca más finas que recuerdo.

El cuento se mete con el concepto del tiempo y le da la vuelta a la percepción que tenemos de él. También es una muestra de la mesura con la que está tejido cada relato del argentino; ninguna palabra da la impresión de estar de más y se da el lujo de utilizar términos que en casi cualquier otra circunstancia, o en manos de otro autor, podrían sonar rebuscados.

En el texto también es notable la capacidad de Borges para narrar historias con personajes de distintas nacionalidades (y en el caso de otros relatos, de épocas mucho más lejanas), de una forma tan neutra que no existe ningún rastro de que el autor sea latinoamericano (un auténtico “ciudadano del mundo”, término que tantos presumen, pero que tan pocos merecen de verdad).

Reconozco mis carencias como lector y no voy a decirles que soy el mega conocedor de la obra de Borges, ni que me he leído su colección de Obras completas, es más, debo aceptar que hay veces en las que me resulta difícil entenderle del todo (sin Google) y debo releer, pero lo poco o mucho que conozco y entiendo de su obra, me fascina. Y en ese sentido El jardín de los senderos que se bifurcan representa una experiencia interesante en cada re lectura.

Como dato extra, el fragmento que cito arriba sirvió de inspiración para esta canción de este otro argentino, que siendo rockstar, supo honrar a su manera a escritores grandes:

Álvaro (@alvarogo87)

Imagen de Le Trong Luc:

http://en.wikipedia.org/wiki/Hedge_maze#mediaviewer/File:Jubilee_Maze,_Symonds_Yat.jpg

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s